En una tarde verdaderamente primaveral, se desarrollaron las actividades de este fin de semana en al Centro Juvenil.

Empezando por el Karate, tuvimos que colocar nuestro cuerpo (un poco oxidado después de la Semana Santa…) nuevamente en orden de batalla

Y para eso, los ejercicios son fundamentales…



Claro está, que para algunos eso es más duro que para otros…



Terminado el Karate y los juegos, tuvimos las respectivas charlas: para los chicos y para los grandes.


Y como ya es tradición, terminamos la tarde con la Misa y la pizza…


Hasta la próxima.
¡Salve María!