¡Salve María!

Este fin de semana en el Centro Juvenil, tuvimos (además de las actividades habituales) un acto especial: la consagración a Jesús por las manos de María de uno de los chicos que participan de nuestras actividades, Ignacio Ceballos.

Esta consagración fue creada por San Luis María Grignon de Montfort, y uno de los que se consagró según este método fue S. Juan Pablo II el cual sacó su lema “totus tuus” del libro Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen de S. Luis María.

La ceremonia contó con la presencia de los chicos del Centro juvenil, familiares y amigos no solo de Ignacio, sino de varios de sus amigos, los cuales quisieron acompañarle en ese acto tan especial.

Y como ya es de costumbre, terminada la Santa Misa pudimos compartir una exquisita pizza… (ver fotos)